Sapa Y El Pico Fansipan La Aventura Del Drag√≥n - Ropa de Monta√Īa y Senderismo
Ropa de Monta√Īa Online.[email protected]

Sapa y el pico Fansipan
Por Jonathan Arias junio 22, 2015
Sapa, un peque√Īo y precioso pueblo del norte de Vietnam, con espl√©ndidas vistas hacia las monta√Īas que lo rodean, y las numerosas terrazas de arroz de las aldeas cercanas. Es el punto de partida para la excursi√≥n al pico Fansipan, el m√°s alto de toda Indochina con sus 3.143 metros de altura.
Sapa. Mayo 2015
Sapa
El autob√ļs nocturno desde Hanoi lleg√≥ a las cinco y media de la ma√Īana a Sapa. El paisaje que hab√≠a visto durante el √ļltimo tramo, incluyendo la ciudad de Lao Cai y la misma Sapa, supuso casi un amor a primera vista, m√°s cuando baj√© y sent√≠ el frescor de su temperatura en mi cuerpo. La otra opci√≥n para llegar hasta all√≠ hubiese sido coger el tren nocturno desde Hanoi a Lao Cai, y desde all√≠, en autob√ļs coche privado hasta Sapa. Esa fue, de hecho, la opci√≥n que tom√© para ir dos a√Īos despu√©s a Bac Ha , al este de Lao Cai, a ver su famoso mercado dominical, sus monta√Īas y sus terrazas de arroz.
Las monta√Īas rodeaban a Sapa, lo suficientemente peque√Īa para no sentir el agobio del tr√°fico ni del gent√≠o, pero lo suficientemente grande para tener todo lo necesario. All√≠ nos esperaban mujeres de la etnia H’mong, que ya conoc√≠ en Laos, para ofrecernos la opci√≥n de alojarnos y comer en sus casas, en peque√Īas aldeas alejadas de la ciudad. La que habl√≥ conmigo era una muchacha joven, y a pesar de que declin√© esa opci√≥n, me dio su tel√©fono por si cambiaba de concept en los siguientes d√≠as, y me puso una pulsera que ten√≠a un significado de protecci√≥n.
Vi algunos de los hostales que ten√≠an apuntados, y me qued√© con el Go Sapa Hostel, por cinco d√≥lares la habitaci√≥n compartida de ocho camas y ba√Īo fuera. La habitaci√≥n period muy peque√Īa. Lo caro en este sitio era la comida del restaurante, la bebida (cobraban 20.000 dongs por una botella grande de agua cuando fuera la comprabas por 10.000), los excursions y los billetes de autobuses (el precio del autob√ļs nocturno hacia Hanoi era de 250.000 dongs, 50.000 m√°s que lo que hab√≠a pagado por llegar hasta all√≠, y ni siquiera te recog√≠an en el hostal, ten√≠a que ir yo a la estaci√≥n). Evidentemente, evit√© todo aquello, exceptuando comer alguna vez en el restaurante.
Despu√©s de desayunar y dejar all√≠ la mochila, fui a la aldea Cat Cat, la m√°s tur√≠stica de las que est√°n en los alrededores de Sapa, y a s√≥lo unos tres kil√≥metros de distancia cuesta abajo, disfrutando de los paisajes de terrazas de arroz de aquellas monta√Īas. Lo que me sorprendi√≥ negativamente fue que cobrasen forty.000 dongs por entrar a la misma. Hice todo el recorrido, visitando la casa tradicional H’mong, la planta minihidr√°ulica, la cascada y el puente. Pero no me gust√≥ que todas las casas estuvieran preparadas de cara al turista, con el √ļnico prop√≥sito de venderte alguno de sus productos. Es decir, me pareci√≥ como que hab√≠an perdido su identidad, su autenticidad, lo que les diferencia del resto, al igual que me ocurri√≥ en Hoi An De hecho, el recorrido me pareci√≥ la turistada de turno, y creo que no la recomendar√≠a de no ser por lo que describo a continuaci√≥n.
Sapa. Mayo 2015
Sapa. Mayo 2015
Aldea Cat Cat. Alrededores de Sapa. Mayo 2015
Aldea Cat Cat. Alrededores de Sapa. Mayo 2015
Decid√≠ hacer el trekking hacia el bosque de bamb√ļ que detallaban en el mapa que me dieron, a un kil√≥metro de distancia desde la cascada. Pero estuve un buen rato andando en un sendero paralelo al r√≠o en lo que me pareci√≥ que fueron alrededor de los tres kil√≥metros, por lo que deb√≠ confundirme y haberme desviado en alg√ļn momento. No hab√≠a absolutamente nadie por all√≠, y el paisaje era precioso, por lo que la felicidad me invad√≠a en ese momento. Aquello representaba lo que realmente me gusta hacer. En un momento dado me cruc√© con un b√ļfalo vietnamita que estaba comiendo en mitad del camino. Me miraba con desconfianza, y al hacer el amago de pasar, se movi√≥ como poni√©ndose en alerta. As√≠ que no me qued√≥ otro remedio que esperar a que se apartara por s√≠ mismo, aunque no tard√≥ mucho. Llegu√© hasta el last del sendero, y vi que continuaba al otro lado del r√≠o y sub√≠a por la monta√Īa. Cruzar el r√≠o no terminaba de parecerme buena concept. Pod√≠a hacerse perfectamente, pero deb√≠a descalzarme antes, y el miedo a que la herida del pie volviese a infectarse volvi√≥ a salir a la luz. Adem√°s, hacer un trekking solo, sin que nadie sepa hacia d√≥nde has ido, es algo que jam√°s debe hacerse. As√≠ que, aunque me fastidi√≥, y mucho, opt√© por dar media vuelta.
Trekking en los alrededores de Sapa. Mayo 2015
B√ļfalo bloque√°ndome el camino. Trekking en los alrededores de Sapa. Mayo 2015
Trekking en los alrededores de Sapa. Mayo 2015
Por supuesto, volv√≠ a encontrarme al b√ļfalo, y en mitad de un tramo escalonado, por lo que era imposible pasar. Pero vi a un anciano aparecer por uno de los caminos, con una vara, y esper√© a que llegase hasta all√≠. Le sonre√≠ y creo que entendi√≥ la situaci√≥n. Hizo un ruido con la boca y dijo algo, y el animal le dej√≥ pasar a su lado, y yo detr√°s. Le d√≠ las gracias y segu√≠ mi camino. Baj√© hasta el r√≠o para mojarme las piernas, pens√© que como el r√≠o llevaba corriente y el agua parec√≠a clara y limpia, no habr√≠a problemas con la herida del pie, y as√≠ fue. El agua helada hizo maravillas en los agotados m√ļsculos de mis piernas. M√°s adelante vi a dos peque√Īos ba√Īar a sus b√ļfalos en mitad del curso del r√≠o.
Trekking en los alrededores de Sapa. Mayo 2015
Al acabar de ver Cat Cat, segu√≠ el camino hacia la otra aldea m√°s alejada, Sin Chai, a pesar de que un native, al preguntarle para que me confirmase la direcci√≥n, me dijo que no hab√≠a nada distinto que ver all√≠ y que period m√°s fea. Pero a m√≠ me pareci√≥ todo lo contrario, una aldea m√°s aislada y aut√©ntica, en todos los sentidos, su gente, sus ropas, ni√Īos muy peque√Īos trabajando… Eso s√≠, hab√≠a una caseta en la que se supone que deb√≠a haber pagado otra entrada. Pero vi que la persona que estaba dentro estaba distra√≠da con su m√≥vil, creo, y no levant√≥ la cabeza cuando llegu√© a su altura, por lo que segu√≠ adelante. Me encontr√© con varios cochinillos mamando de su madre en plan es la √ļltima vez que voy a comer en a√Īos. Result√≥ divertido ver c√≥mo se sub√≠an unos encima de otros para conseguir llegar hasta su comida. Y la madre, totalmente quieta, sin inmutarse. Tambi√©n hab√≠a m√°s terrazas de arroz que en los alrededores de Cat Cat.
Aldea Sin Chai. Alrededores de Sapa. Mayo 2015
Aldea Sin Chai. Alrededores de Sapa. Mayo 2015
Aldea Sin Chai. Alrededores de Sapa. Mayo 2015
En un momento dado, el camino dej√≥ de ser claro, y confiando en mi orientaci√≥n, segu√≠ hacia delante, sabiendo que el r√≠o segu√≠a abajo de la monta√Īa, y que acabar√≠a llegando a la cascada de plata, tal y como ven√≠a escrito en el mapa, que no period m√°s que una fotocopia de un boceto hecho a mano. Despu√©s de caminar cerca de dos horas, llegu√© al cruce con la carretera. Pregunt√© y nadie sab√≠a nada acerca de esa catarata, pero me indicaban otra distinta, a otros cinco kil√≥metros en direcci√≥n contraria a Sapa, que en ese punto, se encontraba a ocho kil√≥metros de distancia. Como ya estaba cansado y all√≠ no hab√≠a opciones de comer nada, decid√≠ volver a la ciudad. En los primeros tramos rechac√© a dos conductores de motocicletas, y el tercero, al pararse, me dijo que me llevar√≠a gratis. Le pregunt√© para confirmar que hab√≠a escuchado correctamente, y me llev√≥ hasta el mismo lago de Sapa, donde √©l comenzaba su turno de trabajo. Inmejorable regalo el que me hizo, pues ya hab√≠a caminado m√°s de quince kil√≥metros.
Alrededores de Sapa. Mayo 2015
Alrededores de Sapa. Mayo 2015
Sapa. Mayo 2015
Después de comer y descansar un rato en el hostal, di una vuelta por el pueblo, preguntando en varias agencias sobre la excursión al pico Fansipan, el más alto de Indochina con three.143 m, y que consistía en dos días y una noche. El precio de la misma en mi hostal period de sesenta y ocho dólares, y en el pueblo lo llegué a encontrar por sesenta, que fue el que finalmente contraté porque ya tenían un grupo de otras diez personas para el día siguiente. El nombre de la agencia era International Travel Agency, y detallaba que incluía todo, aunque sólo dos litros de agua. Si queríamos más, la tendríamos que comprar allí.
El pico Fansipan
Al d√≠a siguiente, prepar√© lo que llevar√≠a en la mochila peque√Īa, y dej√© la grande en el hostal, donde hice el examine-out para no pagar una noche sin disfrutarla. Esper√© un buen rato fuera del hostal, pero nadie vino a recogerme, por lo que ped√≠ a la recepcionista que llamara a preguntar, resultando que se hab√≠an olvidado de m√≠. A los diez minutos apareci√≥ un motorista de la agencia para llevarme directamente hasta el paso Tram Ton, cerca de la frontera con Laos y punto de partida de la ruta. Deb√≠an haberme recogido en una furgoneta, y haber parado unos minutos en la catarata del amor, pero debido al retraso, eso ya fue imposible. Al llegar me estaban esperando el gu√≠a-porteador-cocinero y una chica vietnamita del grupo al que deb√≠a unirme. El gu√≠a no hablaba ingl√©s, otro de los puntos incumplidos respecto a lo que me comentaron en la agencia. Mi fallo fue no haber pedido una lista con las condiciones y con lo que inclu√≠a y lo que no.
Empezamos algo r√°pido, hasta que llegamos a la altura de los m√°s rezagados de otros grupos, a los que fuimos adelantando. Finalmente contactamos con nuestro grupo, todos j√≥venes vietnamitas, al igual que en el resto de grupos. Para mi sorpresa, period el √ļnico extranjero, y m√°s a√ļn occidental, de todos los grupos. Varios llegaron desde Hanoi, como los de mi grupo, y otros desde Ho Chi Minh Metropolis La gran mayor√≠a no se conoc√≠an entre ellos, y se hab√≠an organizado para hacer esa excursi√≥n a trav√©s de un grupo de Facebook. Por suerte para m√≠, algunos de ellos hablaban ingl√©s bien, y otros muchos lo chapurreaban.
No tuve problemas en integrarme, iba hablando con unos y otros, incluso de otros grupos. Muchos de ellos, especialmente las chicas, iban al l√≠mite de sus fuerzas, se notaba que no estaban acostumbrados a hacer ejercicio de manera habitual. La excepci√≥n fue Trieu, un vietnamita de Hanoi de veinticuatro a√Īos que acababa de terminar de estudiar arquitectura y que hab√≠a ido all√≠ acompa√Īado de su novia Anny (nombre ingl√©s). Fue la persona con la que m√°s habl√© durante toda la ruta y con la que hice mejor amistad. Al final acab√© en la cabeza del pelot√≥n antes de llegar al campamento uno, donde paramos a comer. El men√ļ estaba compuesto por arroz, huevos crudos, pepinos, pollo y pl√°tanos.
Trekking al pico Fansipan. Alrededores de Sapa. Mayo 2015
Porteadoras. Trekking al pico Fansipan. Alrededores de Sapa. Mayo 2015
Con apenas diez minutos de descanso, comenzamos de nuevo la subida, hasta que vimos la cresta por donde deb√≠amos ascender hasta llegar al campamento base, donde pasar√≠amos la noche. Las vistas desde y a ambos lados de las mismas eran espectaculares. Algunas de las vietnamitas comet√≠an errores de novato en la monta√Īa, como llevar puesto el chubasquero chaqueta con un calor de esc√°ndalo para evitar quemarse la piel con el sol, a pesar de que eso les hac√≠a sudar a chorros, con la correspondiente p√©rdida de gross sales y minerales. Fui dando alg√ļn consejo al respecto, aunque algunos eran m√°s pura l√≥gica. Algunas me hicieron caso y otras no. No s√© porqu√©, pero en cierta medida empec√© a sentirme responsable de aquellos chavales, quiz√°s porque eran todos m√°s j√≥venes que yo, algunos m√°s de diez a√Īos. No iba haciendo ninguna carrera, por supuesto, pero termin√© llegando quince minutos antes que los primeros de mi grupo, unos treinta antes que Trieu y su novia, que lleg√≥ bastante agotada, y cuarenta y cinco antes que los m√°s rezagados. Mientras los esperaba, estuve hablando con un chaval de otro grupo que me invit√≥ a una botella peque√Īa de agua.
Trekking al pico Fansipan. Alrededores de Sapa. Mayo 2015
Trekking al pico Fansipan. Alrededores de Sapa. Mayo 2015
Trekking al pico Fansipan. Alrededores de Sapa. Mayo 2015
El campamento base se situaba a 2.seven-hundred metros de altura, y estaba formado por dos casetas y varias tiendas de campa√Īa grandes que estaban montando en esos momentos. Las primeras eran para nosotros, los “clientes”, y las segundas para los porteadores. All√≠ arriba hac√≠a fr√≠o, no solo por la altitud, sino porque el tiempo estaba empeorando. De hecho, una densa niebla cubr√≠a la cima que deb√≠amos alcanzar a la ma√Īana siguiente. Nuestra caseta period b√°sicamente un tablero de madera por cada lado, sin separaciones, y al ser muchos, de varios grupos, dormimos realmente apretados, en sacos de dormir que nos proporcionaron all√≠.
Nuestro gu√≠a cocin√≥ la cena, junto con otros porteadores, y estuvo realmente buena, especialmente el tofu con salsa de tomate y los brotes de bamb√ļ (que recogieron en la misma monta√Īa durante la ruta) con carne de ternera. Se reparti√≥ temprano, en la misma caseta, y al anochecer tan pronto y no haber nada m√°s que hacer all√≠, la mayor√≠a se acost√≥ pronto, sobre las ocho de la tarde. Algunos de los muchachos de los otros grupos montaron una peque√Īa fiesta fuera, con algo de alcohol y m√ļsica alta (me pareci√≥ incre√≠ble, pero transportaron un altavoz de considerable tama√Īo, se lo dieron a uno de los porteadores). Me invit√≥ uno de ellos, pero declin√© el ofrecimiento por el mal tiempo, y porque estaba cansando, pues mis piernas llevaban encima tambi√©n todos los kil√≥metros recorridos el d√≠a anterior. Varias de las chicas “jugaban” con cartas, y me preguntaron si quer√≠a coger una de ellas, que eran cartas m√°gicas, y la que eligiese, se supon√≠a que defin√≠a un aspecto importante de mi personalidad. La que escog√≠ result√≥ ser la carta de la humildad.
Como era de esperar, varios de los compa√Īeros del precario dormitorio roncaron como animales, incluyendo un par de mujeres de Malasia que ya llevaban un d√≠a all√≠ y cuya constituci√≥n f√≠sica period como la de tres vietnamitas juntos. Por cierto, informaros que el t√≠pico ruido que hacemos con la boca en Espa√Īa para que la persona que duerme a nuestro lado deje de roncar, all√≠ no funciona, nada. Debe ser que no lo tienen asimilado en el subconsciente. Como ya supuse de antemano la primera vez que vi d√≥nde dormir√≠amos, no pegu√© ojo, nada, y no fui el √ļnico. O√≠a llover, y un viento fuerte, por lo que imaginaba que la ma√Īana ser√≠a complicada. Era en la otra caseta, a unos treinta metros de distancia, donde estaban los ba√Īos, que ol√≠an a rayos, realmente repugnantes. Y como hac√≠a fr√≠o y la puerta de la nuestra no se cerr√≥, tuve que ir all√≠ un par de veces en mitad de la noche, suficiente tiempo para que las dos personas que ten√≠a al lado ocuparon el min√ļsculo espacio asignado para mi saco de dormir. Tuve que ir haciendo espacio poco a poco, en mitad de la oscuridad, utilizando la luz de mi frontal, que atenuaba poniendo una mano delante para no despertar a nadie.
Campamento a 2.700 metros de altura. Trekking al pico Fansipan. Alrededores de Sapa. Mayo 2015
Nuestro guía cocinando la cena. Trekking al pico Fansipan. Alrededores de Sapa. Mayo 2015
Nuestra caseta. Trekking al pico Fansipan. Alrededores de Sapa. Mayo 2015
Cena con la mayor parte de mi grupo. Trekking al pico Fansipan. Alrededores de Sapa. Mayo 2015
A las tres y media de la siguiente ma√Īana despertaron al primer grupo para desayunar, aunque al last acabamos despert√°ndonos todos. El resto de grupos fuimos desayunando paulatinamente, el nuestro, el √ļltimo, cerca ya de las cinco de la ma√Īana. El men√ļ, una sopa de noodles y algo m√°s que no recuerdo. Comenzamos la ruta con mucha niebla, sin ver m√°s all√° de cinco metros. Nuestro gu√≠a era el hijo del hombre d√≠a anterior, un chaval de solo diecisiete a√Īos que calzaba unas playeras, pero que no le impidieron moverse como pez en el agua. Evidentemente, no period la primera vez que sub√≠a. Al igual que su padre, tampoco hablaba nada de ingl√©s. Llevaba una botella de champagne algo comparable para celebrar la llegada a la cumbre.
Ya en las primeras rampas, nada m√°s comenzar, empez√≥ a rezagarse la mayor parte del grupo, especialmente las chicas, otra vez, con la excepci√≥n de Phuong. Par√°bamos de vez en cuando para esperarles. Trieu, que inicialmente iba en cabeza conmigo, decidi√≥ ir junto a Anny m√°s despacio, que iba muy cansada, y con mucho fr√≠o, pues no hab√≠a preparado ropa adecuada para aquello. Fuimos adelantando a varias personas de otros grupos que salieron antes. El √ļltimo tramo, de unos dos kil√≥metros, estaba extremadamente embarrado, y ten√≠a una pendiente considerable, por lo que fue muy complicado de subir. Ten√≠amos que apoyar las manos de vez en cuando. Pens√© en la bajada por all√≠, despu√©s de que mucha m√°s gente pisara el terreno y lo complicase a√ļn m√°s. Por entonces, s√≥lo qued√°bamos el gu√≠a, Phuong y yo. En normal, la subida es dura, y teniendo en cuenta el cansancio acumulado del primer d√≠a, es claro que se necesita buena forma f√≠sica, especialmente si se quiere disfrutar realmente de la excursi√≥n.
Fui el primero del grupo en alcanzar al cima del pico Fansipan, repleta de las personas de otros grupos que comenzaron la ascensi√≥n m√°s temprano. Gritaban algo mientras se hac√≠an las fotos, y al preguntar lo que significaba, me dijeron que period algo as√≠ como “somos j√≥venes y podemos”.¬†Enseguida me saludaron algunos y me pidieron fotos con ellos.¬†Tambi√©n me hice alguna solo, y con Phuong, y el gu√≠a despu√©s. No se ve√≠a absolutamente nada, la niebla period muy espesa all√≠. Y hac√≠a fr√≠o, por lo que me puse el chaleco y el chubasquero que llevaba. La pareja lleg√≥ unos veinte minutos m√°s tarde, y el resto del grupo, algo despu√©s. Anny estaba realmente mal entre el fr√≠o y el cansancio, dir√≠a que con los primeros s√≠ntomas de hipotermia. Me quit√© el chaleco y se lo d√≠, y le dije que se pusiera el chubasquero para evitar que el viento la enfriara a√ļn m√°s. Le di varias galletas de chocolate que llevaba porque el az√ļcar le vendr√≠a bien. No pudo ni hacerse las fotos con el grupo, s√≥lo una r√°pida con su novio que les hice yo antes de bajarse de la roca. Claro que sent√≠ algo de fr√≠o desde entonces, pero comenzamos la bajada un rato despu√©s, por lo que me acab√≥ sobrando nuevamente hasta el chubasquero.
Objetivo conseguido. Trekking al pico Fansipan. Alrededores de Sapa. Mayo 2015
Había también un gran grupo de militares y policías que habían hecho la subida y estaban pletóricos. Después de ellos, nuestro grupo se hizo la foto en el pico con la bandera de Vietnam y la botella de champagne que inicialmente sujetaba yo, pero que una chica nos lo acabó arrojando encima al resto en lugar de beber un trago cada uno.
El grupo, objetivo conseguido. Trekking al pico Fansipan. Alrededores de Sapa. Mayo 2015
Empezamos la bajada, y el tramo embarrado que coment√© anteriormente hab√≠a empeorado considerablemente con el paso de las personas, como ya supon√≠a. Fue imposible no acabar sumergiendo la bota en la masa de barro y agua. Se hizo largo terminar aquello, pero el resto ya fue m√°s asequible, tambi√©n porque el sol calentaba algo el ambiente. Nuevamente, el gu√≠a, Phuong y yo llegamos los primeros al campamento base, y en seguida la mayor parte del grupo, que baj√≥ m√°s compacto. Esperamos al resto para comer, aunque volvimos a tener el √ļltimo turno, l√≥gicamente. El resto de grupos comenz√≥ la bajada seg√ļn terminaba de comer. Nosotros hicimos lo mismo.
R√°pidamente Trieu y yo tomamos la delantera del grupo, esper√°ndolos de vez en cuando. La bajada se hizo eterna, pues tuvimos que recorrer la misma distancia del d√≠a anterior, m√°s la ida y vuelta a la cumbre, por lo que las piernas ya no respond√≠an igual. Tambi√©n porque no todo era bajada, sino que hab√≠a tramos de subida, y esos nos destrozaban. Estuve charlando parte del camino con Ha sobre los libros de El Se√Īor de Los Anillos (no son muchas las chicas a las que les suele gustar esta saga) y explic√°ndome luego c√≥mo hab√≠a ido cambiado la sociedad vietnamita respecto a las creencias religiosas. Al llegar al r√≠o, paramos all√≠ un buen rato, y varios de nosotros nos descalzamos y metimos los pies dentro del agua fr√≠a. Trieu y yo acabamos haciendo el √ļltimo tramo solos, llegando los primeros del grupo unos veinte minutos despu√©s. Me dio tiempo a realizar estiramientos y beber algo mientras tanto. Lo gracioso fue que nos ten√≠an preparados un diploma y una medalla a cada uno por haber completado la subida al pico m√°s alto de Indochina. Parecer√° algo tonto, pero me hizo ilusi√≥n.
El grupo, objetivo conseguido, llegada. Trekking al pico Fansipan. Alrededores de Sapa. Mayo 2015
La furgoneta de la agencia nos llev√≥ hasta el centro de la ciudad, parando en primer lugar en mi hostal. Durante el trayecto hab√≠a decidido quedarme esa noche en Sapa y coger el autob√ļs hacia Hanoi ropa de monta√Īa mujer por la ma√Īana, porque necesitaba descansar, y no ten√≠a prisa alguna. Y aunque Trieu me avis√≥ posteriormente para cenar con el grupo, prefer√≠ quedarme en el hostal, porque estaba realmente agotado.
Al d√≠a siguiente hice el verify-out en el hostal y fui andando hasta la estaci√≥n de autobuses, a unos dos kil√≥metros de distancia, porque estando tan cerca, pens√© que podr√≠a pagar menos. Y ocurri√≥ que caminando hacia all√≠ ,mientras ve√≠a el pueblo, me entraron unas ganas terribles de quedarme un d√≠a m√°s. Me gustaba Sapa, me sent√≠a bien all√≠, y sab√≠a que me quedaba mucho que ver en los alrededores, aunque fuera comparable a lo que ya hab√≠a visto en d√≠as anteriores. Mir√© el reloj para ver qu√© d√≠a era, 1 de Junio. Sab√≠a que ten√≠a la opci√≥n de quedarme alg√ļn d√≠a m√°s, pero eso impedir√≠a visitar una cascada y cueva en el norte del pa√≠s despu√©s de ir a la bah√≠a de Halong , por lo que decid√≠ continuar el viaje. Fue raro sentir una certeza de que alg√ļn d√≠a volver√≠a a ese lugar.
Regate√© el precio del billete con el conductor y la asistenta de la compa√Ī√≠a que estaba tambi√©n all√≠, y que me invit√≥ a probar una fruta t√≠pica de Vietnam. Finalmente lo compr√© por 200.000 dongs, el mismo coste que a la ida. El pero fue que el asiento, tipo autob√ļs nocturno, fue el m√°s peque√Īo de todos en los que hab√≠a estado durante mis viajes, y los pasillos estaban llenos de gente tumbada, as√≠ que result√≥ un tanto inc√≥modo el trayecto. Incluso un se√Īor mayor que no hablaba ingl√©s me llam√≥ la atenci√≥n por sacar una pierna fuera y dejarla colgando en lugar de meterla en el caj√≥n en el que no me cab√≠a, pero pareci√≥ no darse cuenta de ese peque√Īo detalle.
En resumen, Sapa es un lugar maravilloso rodeado de monta√Īas y terrazas de arroz. El frescor de su clima reconforta respecto al calor del resto del pa√≠s. Recomiendo enormemente la excursi√≥n al pico Fansipan, en el que tuve la suerte de coincidir con un grupo estupendo de j√≥venes vietnamitas que me hicieron sentir uno m√°s desde el principio. Es una visita que no puede faltar en tu viaje por Vietnam.
Comparte esta aventura:
TAMBIEN PUEDE INTERESARTE
¬°¬° 25 ‚ā¨ PARA TU PRIMERA RESERVA !!
TE AYUDO CON TU VIAJE
Con la tecnología de Blogger
Entradas Populares

Tienda Online de Ropa de Montaña y Senderismo - Mountain

Poder llegar a nuestras metas no siempre es fácil pero si disponemos del material adecuado te será más sencillo conseguirlo. Tanto si necesitas ropa para alta montaña, para escalar montañas, o para el montañismo más exigente o el más ligero,‚Ķ en nuestra tienda de ropa de montaña podrás disfrutar de los mejores modelos y marcas.

Chaquetas de montaña

Entre nuestra ropa de montaña que podrás encontrar en Mountain Zilendo, uno de los aspectos más esenciales a la hora de equiparnos es elegir una buena chaqueta. Impermeables, transpirables, de plumas, cortavientos,‚Ķ disfruta del outdoor técnico al mejor precio.

Chaquetas impermeables

Afrontar los elementos metereológicos es primordial en la montaña y si quieres superarlos no debes pasar por alto nuestra colección de chaquetas impermeables. Son unas prendas son un elemento esenciales en la equipación de montaña ya que gracias a la variedad de tejidos que incorporan nos mantendrán protegidos de las inclemenciasEn nuestras chaquetas impermeables podrás encontrar desde ejemplares ligeros y sencillo diseñados para las actividades más sencillas, hasta chaquetas con un especial refuerzo sobre la resistencia o durabilidad y pensadas para las condiciones más adversas en la montaña‚Ķ cientos de productos en cuanto a ropa impermeable de montaña.

¬ŅChaquetas insuladas o chaquetas de pluma?

Para salvaguardarnos del frío en la montaña hay pocas prendas más indicadas que las chaquetas de plumas. Gracias a la capacidad térmica de la pluma, estas prendas son el mejor aliado que puedes encontrar entre las piezas de ropa para ir a la montaña.Este tipo de chaquetas es que requiere de un mantenimiento, ya que se trata de prendas de montañismo de unas especiales características. Estas prendas no se deben mojar ni permanecer mucho tiempo compactadas y su lavado se debe realizar o bien en tintorería o bien en casa, siempre con alg√ļn elemento para que la prenda conserve su aspecto acolchado durante el lavado.

Chaquetas insuladas

Un característica de las chaquetas insuladas de montaña es que incorporan un aislamiento térmico de fibra sintética. Estas chaquetas son perfectas para actividades en las cuales las condiciones climatológicas sean de frío intenso, de modo que son prendas muy funcionales para aquellos apasionados del alpinismo, la escalada alpina o el esquí de montaña, entre otras actividades outdoor.

Chaquetas de montaña softshell y cortavientos

Las chaquetas con softshell o cortavientos. Las chaquetas con softshell disponene una construcción tricapa que ofrece unas óptimas características en transpirabilidad, elasticidad y resistencia, al tiempo que nos proporciona una ligera resistencia al agua. Son unas prendas perfectas para la montaña en aquellas actividades en las que las condiciones de frío no sean excesivas.Si, por otro lado, lo que necesitas son prendas de montaña para actividades altamente aeróbicas como el trail running, necesitarás revisar nuestros cortavientos de montaña. Los que nos brindan una protección frente el viento sin renunciar a la transpiración. Prendas compactables y ligeras.

Pantalones de montaña

Los pantalones de montaña son muy importantes a la hora de equiparnos. Podrás elegir entre los cientos de nuestros modelos de la tienda de montaña.

Diferencias entre pantalones de fibra y pluma

Es recomendable saber cuáles son las prendas de montaña que se adaptana a nuestras necesidades. En los pantalones, es de importante reconocer las diferencias entre los modelos de pluma y los de fibras sintéticas.Los pantalones de plumas se adecuan a condiciones de frío extremo. Son especialmente cálidos debido a su relleno de pluma caliente y comprimible, es una indumentaria de montaña especialmente pensada para su uso en la ruta. Los pantalones de montaña de fibra tienen un uso más extendido que abarca actividades como el alpinismo, el esquí de montaña o el trekking de altura; y nos garantizarán una gran calidez y resistencia.

Ropa térmica de montaña o primeras capas

En la ropa térmica de montaña, o también denominadas ‚Äėprimeras capas‚Äô por su sistema tricapa, son la mejor opción a la hora practicar deportes outdoor. Su principal función es mantenernos secos, evitando el sudor de la piel y que nuestro cuerpo se enfríe.

Ropa térmica de montaña: ¬ŅTejidos naturales o sintéticos?

En la composición de la ropa térmica de montaña podemos encontrar desde tejidos sintéticos a naturales. La ventaja de las fibras sintéticas es que no retienen humedad y mantienen unas buenas propiedades térmicas incluso mojadas. Por otro lado, los tejidos naturales no retienen tanto olor corporal como las fibras sintéticas, perfectas para actividades de varios días.

Accesorios de montaña

En nuestra tienda de montaña online podrás encontrar una gran variedad de accesorios perfectos para campings, expedciciones, rutas o incluso alpinismo.Nuestra tienda afiliada a Amazon cuenta con un catálogo de miles de productos de montaña, entre ellos, tienda de montaña, alimentación y bebidas para deportistas, equipamiento para trails y trekking y mucho más.Nuestra intención es que puedas disponer del mejor equipamiento para montaña a un precio inmejorable gracias a nuestra afiliación de Amazon.